La juerga se pinta sola.

Feliz año a ustedes, queridas y queridos lectores. Estamos de regreso con este nuevo número de La Juerga, que aparte de floja, ha estado de parranda cerrando un 2012 que fue todo un caso. Esperamos para ustedes los mejores éxitos y las mayores alegrías. Iniciamos este año con un tema particular: la pintura. Tranquilos, no nos referimos al acto de dar color simplemente a las cosas, sino a la manera de expresión a través de las imágenes, que se crean con materiales y que no se reproducen en serie. Al arte de pintar, a los pintores y su obra.

Abrimos este número con Ileana y uno de los pintores más famosos del siglo XX: Picasso. Ileana decide acercarse a Picasso a través de una de sus pinturas más representativas: El Guernica. Pintado en 1938, en los intersticios de la Guerra Civil Española, no sólo es el reflejo de un desarrollo artístico sino de las inquietudes políticas en torno a la guerra y la política de su tiempo. Ileana se encargará de llevarnos, mediante un análisis, a encontrarnos con esos elementos que llevaron al pintor a plasmar ese momento y esa inquietud en su obra. Una manera de introducirnos a un principio importante: todo artista es hijo de su tiempo.

Continuando con la temática, nos damos la oportunidad de presentar a nuestra nueva integrante y escritora, Brenda. Para iniciar, Brenda nos hablará de Olivier de Sagazan. Artista francés que conjuga diferentes expresiones para crear sus representaciones del mundo, en palabras de Brenda “[…] un arte macabro, como violenta la belleza”. En su texto, Brenda nos dará un recorrido que invita a conocer el trabajo en diferentes artes, como la escultura y el performan de Olivier.

El jueves, llega Evelyn con su primer texto del año, en el cuál nos hablará sobre el arte urbano, el graffiti y los murales. Su interés está en la forma que plasman sus perspectivas de la realidad, pues más allá de la institucionalización de la vida urbana por parte del gobierno, y la rutina que la sociedad genera, existen maneras diferentes de concebir el ser–en–la–ciudad que transgreden la belleza —cercano a de Sagazan— y re–definen ésta y lo que es la ciudad mediante sus expresiones.

Por último, tenemos a Luis, quien cierra este número hablando de un autor clásico del muralismo mexicano: Diego Rivera. En particular, Luis nos presentará un elemento distintivo de su obra no muralista: los alcatraces y su gusto por la ciencia. Sin duda es imprescindible, para conocer el siglo XX mexicano, a este pintor. Su trascendencia política y artística es mayor, y a través de su obra y sus principales elementos iconográficos, nos es más accesible su mensaje.

Es así como decidimos abrir el 2013, pintando(nos) una imagen de lo que nos puede traer, de nuestras inquietudes y de nuevas oportunidades con ustedes, queridas y queridos lectores.

Adelante, que la juerga apenas va calentando motores.

— Armando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s