Historia musical: El canto de la Revolución Mexicana

La música es una forma de expresión que en muchas ocasiones logra conjuntar acontecimientos, sentimientos y percepciones de cada momento de nuestras vidas. De cada letra y/o melodía emergen momentos que pueden explicar en poco tiempo, hasta el detalle más mínimo de una historia que necesita ser contada.

¿La historia de México a través de canciones? Así es, entre corridos, canciones bailables y voces fuertes, la historia de la Revolución Mexicana ha sido contada desde múltiples percepciones, desde la participación femenina en la lucha armada, hasta cada batalla, cada soldado o rebelde caído. La música de la revolución es un legado alterno el cual se puede disfrutar tanto como los textos mismos.

Pasando por el trabajo de un rielero y su declaración como rebelde, hasta el  lamento por la muerte de Emiliano Zapata, se cantan historias de vida, disfrazadas de tintes de folkror que muestran varias caras de la Revolución Mexicana. Los rostros ansiosos de lucha, las armas en el sitio adecuado, el deseo de cumplir con sus ideales, todo, absolutamente todo queda traducido en sintonías musicales que  han sobrevivido a los años y porque no decirlo, también a las pequeñas porciones de olvido a la historia del país.

Ser revolucionario es mi placer,
no me importa cuanto tiempo he de perder.
Pero yo quiero a zapata en el poder,
para que así mis tierras me han de devolver»

(Corrido: «crónica de la Revolución»)

¿Cómo no recordar corridos con tono alegre como «La Adelita» o «La cucaracha»? Sin duda, son canciones que reflejan el impacto personal y social de la Revolución en cada uno de los que la vivieron. Esa Adelita a la que se seguiría por tierra y por mar era la expresión simbólica de cientos de mujeres que auxiliaban tanto a rebeldes como a soldados, que les daban pan, cobijo, auxilio y hasta amor.

Popular entre la tropa era Adelita,
la mujer que el sargento idolatraba
que además de ser valiente era bonita
que hasta el mismo coronel la respetaba»

(Corrido: «La Adelita»)

Las canciones y la música en general es un lenguaje universal al que todos en al menos un momento de nuestra vida nos hemos remitido, los corridos revolucionarios han favorecido la trascendencia de la lucha armada, ya que cada logro, cada caída, cada momento difícil de musicalizaba y se compartía, llegaba a los oídos de muchos y se esparcía  tanto como los ideales que movían a la propia Revolución.

Entre guitarras y trompetas, entre gritos y versos, la Revolución Mexicana fue musical, se sintió, se cantó, se bailó… se recuerda, se entona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s